La Técnica         

El estilo de Agustín es el resultado de una exploración de más de 15 años con influencias de dibujos  prehispánicos, técnicas  tradicionales de las artes plásticas y arte urbano de California, E.U.

Desde la edad de 14 años Agustín  tuvo la inquietud de  a encontrar un estilo propio. Fascinado por los dibujos de las civilizaciones antiguas como los Mexicas Mayas, los dibujaba y observaba. La simplificación de las figuras y animales con figuras geométricas y una sencillez era una manera más abstracta de ver el mundo comparado con la escuela tradicional de pintura.

Agustín creció   entre Los Ángeles y San Bernardino,  California donde la cultura urbana es tatúa las paredes con grafiti. Los trazos dinámicos y el impacto visual del grafiti son  elementos que inspiraron  al artista ha dar un mensaje grafico directo y claro.  La rebeldía del grafiti, la música rock, el hip hop, y el vivir en un país ajeno lo impulsaron a buscar una identidad en su trabajo artístico.

Durante sus estudios formales aprendió técnicas de dibujo tradicional enfocadas más en el realismo y el diseño. Al descubrir el trabajo de los muralistas Mexicanos,  notó que manejaban un lenguaje visual autóctono mágico y grafico.  Tal vez la distancia de México y el choque cultural lo inclinaban cada vez más a la cultura Mexicana. Estaba convencido que había mucho por aprender de México.

A la edad de 25 años, Agustín regresó a México dispuesto a viajar por otros estados de la república. Durante 4 años de viaje logró sacar apuntes de los lugares que visitaba y la gente que vive en ellos. Después de este largo viaje su dibujo evolucionó y con muy pocos trazos logra sintetizar una idea. Escenas de gente en las calles, restaurantes y bares han sido de sus temas favoritos.

Ahora continúa la exploración de la línea y la energía de los trazos. Intenta lograr un nuevo lenguaje  con el que pueda narrar visualmente una o varias ideas con trazos precisos y eficientes.